Pérez

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Perez

Antiguo apellido patronímico, bastante frecuente y repartido por toda España. Pérez es un apellido derivado del nombre Pedro, que procede del nombre latino de la época cristiana Petrus y éste del griego Petros, de –petra-, “piedra”, que fue el sobrenombre que tuvo el apóstol san Pedro y, por tanto, uno de los nombres más extendidos por la Cristiandad. Las más antiguas casas de este apellido radicaron en los antiguos reinos cristianos del norte de la Península Ibérica, en especial en ambas Casti­llas, Navarra, Aragón, Galicia, Asturias y León, desde donde pasaron al resto de España durante la Reconquista y posterior repoblación de las tierras ganadas a los moros. Mosén Jaime Febrer, Cronista en la conquista del reino moro de Valencia por el Rey Jaime I de Aragón, cita en sus Trovas a  Fernán Pérez, del que dice: “En paz y en guerra fue muy estimado de todos por su prudencia y valor”.  Añade Febrer que descendía de los Pérez aragoneses del casal de Ribagorza (Huesca) y que sirvió al rey con su gente en Mallorca, luego en Ibiza y después en el sitio de Valencia. “Ordenó el modo de repartir los premios entre los beneméritos, con lo que hizo inmortal el nombre de su Rey.” Probaron los Pérez su nobleza e hidalguía, en repetidas ocasiones y a lo largo de varios siglos, ante las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada, así como para su ingreso en las Órdenes Militares.

Armas.- Unos Pérez: En campo de sinople, siete peras de oro, puestas en dos palos y una en punta. Bordura de plata con nueve sotueres de sable.

Share