Giménez

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Gimenez_2

Apellido  de origen patronímico, bastante frecuente y repartido por España, derivado del nombre medieval Gimeno, Jimeno o Ximeno, formas derivadas del nombre bíblico Simeón, “el que es escuchado (por Dios)”. Antiguas casas solares de Giménez hubo en, León, Navarra, Aragón, Castilla y Valencia, desde donde pasaron a Murcia, La Mancha, Extremadura y Andalucía. Doña Numila Ximénez, fue mujer del Rey Fruela II de Asturias y León. Don Diego Ximénez, fue confirmador de privilegios, en su calidad de noble y ricohombre, en tiempos del Conde Fernán González, y Tello Ximénez y García Ximénez, fueron confirmadores de privilegios durante el reinado de Alfonso VI de León y Castilla (1065-1109). Pero no sólo fueron ricoshombres, pues, por ejemplo, hallamos la figura destacada de don Fortún Ximénez, que fue Conde de Aragón y del que se asegura descendieron varios reyes. Muchos Ximénez fueron Señores de villas y castillos, entre ellos, don Fernán Ximénez, Señor y Alcalde del Castillo de Segorbe, en Castellón, en el año 1412. Primer Rey de Navarra fue don García Ximénez, Señor de Armesura y Abarzuza, y así lo consigna don Pedro Salazar de Mendoza en su obra “La Monarquía Española”, escrita en 1618. Numerosos caballeros de este apellido probaron su nobleza para ingresar en las antiguas Órdenes Militares, así como su hidalguía ante las Reales Chancillerías de Valladolid y de Granada.

Armas.- Unos Giménez trajeron: En campo de oro, dos calderas jaqueladas de plata y sable.

Share