Celdrán

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Celdran-01

Apellido de escasa difusión, siendo recurrente en la Comunidad de Murcia; otros notables asientos de familias Celdrán se hallan en las provincias de Barcelona y Alicante, y menores en Madrid, Valencia, Almería, Albacete, etc. Al origen de este apellido sólo se refiere el filólogo Gutierre Tibón, quien dice: “apellido del que introdujo el cultivo de una variedad de aceituna gorda”. En Aragón se registran familias Celdrán desde el siglo XV, con casa en Zaragoza. El antiguo cronista Vitales afirma que es linaje de antiguos ciudadanos de Zaragoza y que poseyó el título de Conde de Almunias. En 1495, según consta en el censo aragonés de hogares de aquel año, una familia Celdrán vivía en la citada ciudad de Zaragoza.  Ramón Celdrán fue el primero que se estableció en Murcia, y Piferrer señala que es probable que este apellido fuera originario de Francia, pues el historiador murciano Cascales llama “Monsieur” a dicho Ramón Celdrán. Sus descendientes desempeñaron buena parte de los oficios públicos de la ciudad de Murcia. Francisco Celdrán fue Regidor en 1374; Guillén Celdrán, en 1382, y otro Francisco Celdrán, en 1403. Ante la Real Chancillería de Granada probaron su hidalguía Alonso de Celdrán, vecino de Alcaraz  (Albacete), en 1553, y Gregorio Celdrán, vecino de la ciudad de Murcia, en 1553.

Armas.- Unos Celdrán: Escudo partido: 1º de oro, con un pino de sino­ple, y 2º de plata, con un león de gules, con una espada de azur en la mano. Bordura general de oro, con ocho veneras de gules.

Share