Alcaraz

Share

La información de este apellido ha sido proporcionada por el Instituto de Historia y Heráldica Familiar.

Nota aclaratoria: Los escudos de armas representados son los más extendidos para cada apellido, sin embargo, para poder asegurar que un escudo es el correspondiente a una determinada familia, sería necesaria una investigación genealógica exhaustiva. La homonimia en los apellidos no es nunca certeza de consanguinidad. Esta sólo se puede afirmar elaborando un árbol genealógico que la demuestre. Mientras no se demuestre el contrario, sólo tenían escudo de armas las familias nobles. Una persona no noble que quiera dotarse de escudo de armas para él y su descendencia por línea masculina, puede hacerlo sólo acudiendo a un rey o cronista de armas o consejero heráldico oficialmente autorizado.

Alcaraz

Antiguo apellido castellano de origen toponímico, bastante frecuente y repartido por España, hallándose sus principales asientos en la Comunidad de Murcia, Barcelona, Alicante, Comunidad de Madrid y Valencia. Procede del topónimo Alcaraz, nombre de una población en la provincia de Albacete, cuyo étimo es, según algunos filólogos, es el árabe al-karaz, “el cerezo”, y, según otros, el árabe al-carraz, “cántaro”, “colodra”, “alcaraza”. El primer Alcaraz fue un caballero que asistió a la conquista de Alcaraz con el Rey Alonso VIII de Castilla, en 1213, siendo heredado en ella, y autorizado, según fue costumbre en la época, para que tomase el nombre de la conquistada población por apellido. Su sucesor, Mateo Alcaraz, se halló en la conquista de Baeza (Jaén) con el Rey Fernando III “el Santo”, en 1227. A este Mateo Alcaraz se le tiene por el fundador de la casa de Alcaraz en Lorca (Murcia), que tuvo gran importancia y de la que salieron distintas ramas que extendieron el apellido. Fernando de Alcaraz fue Notario Mayor de los privilegios en tiempos del Rey Enrique II de Castilla (1369-1379), y mosén Pedro de Alcaraz, Limosnero del Rey Don Juan II de Aragón, fue Prior del Monasterio de Taracena, en 1478. Probaron los Alcaraz su hidalguía en las Reales Chancillerías de Valladolid y de Granada, así como para su ingreso en las Órdenes Militares.

Armas.- Fueron las primitivas: En oro, un manzano, de sinople, frutado de manzanas, de gules, y dos osos, de sable, empinados al tronco y afrontados, como para alcanzar el fruto.

Share